Utilidades


El trabajo que queda tras el acuerdo de soterramiento PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Miércoles, 04 de Abril de 2007 00:00
Tuvo importancia la visita de Victor Morlán. Mucha. El Secretario de Estado de Infraestructuras anunció en el Salón de Plenos los detalles de uno de los compromisos que más esfuerzo y negociaciones ha costado a quienes representan a nuestra ciudad. (Seguir leyendo)

Hoy, por fin, tenemos constancia de que habrá soterramiento de las actuales vías a su paso por Villena; también sabemos que este nuevo trazado será utilizado por cercanías, mercancías y, como aclaró al representante de Los Verdes, también por las largas distancias, en particular aquellas que transitan el corredor mediterráneo camino de Valencia y Barcelona.

Morlán también aclaró, como ya sabíamos por las licitaciones del Ministerio de Fomento, que el término municipal de Villena albergará un nuevo trazado férreo, el del AVE, que incluye una Parada de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes (PAET). El montante del soterramiento asciende a 66 millones de euros, pagables entre las tres administraciones implicadas (Ministerio, Conselleria y Ayuntamiento) junto con lo conseguido tras la venta de los terrenos liberados en nuestra ciudad.

Villena tendrá la estación de Cercanías mejor integrada y situada de la provincia

Son acuerdos que Los Verdes, junto a otros grupos políticos, hemos venido apoyando y trabajando: eliminar la barrera que nos constriñe urbanísticamente y pone en constante peligro ha sido el objetivo de todos los grupos políticos de este Ayuntamiento, incluidos los grupos de la oposición.

Además la apuesta de la Asamblea Verde ha pasado siempre por una potenciación de las Cercanías, el servicio que permitirá, entre otras, que la comunidad universitaria pueda trasladarse con seguridad y rapidez a la estación de la UA en San Vicente, al igual que el trayecto Alicante-Villena (y viceversa) recibirá un fundamental impulso. Villena se convierte, con el nuevo soterramiento, en la población con la estación de Cercanías mejor situada y mejor integrada de la provincia. No tenemos dudas de que el volumen de usuarios, ya en estos momentos superior a cien mil personas, propiciará el incremento de conexiones más allá de las tres diarias que hoy existen.

La Alta Velocidad implica también costes muy altos: el trazado entre los 11 kilómetros que separan Caudete de Villena alcanzan los 30 millones de euros, los otros 11 km. entre nuestra ciudad y Sax la friolera de otros 70 millones. En todo caso el trazado del AVE entre Madrid y Alicante alcanzará los 4.000 millones de euros, cantidad suficiente para garantizar una red ferroviaria de Cercanías y largas distancias con paradas frecuentes que solucione, además, las múltiples barreras que el actual trazado mantiene.

Sin embargo, tan importantes presupuestos van destinados a conectar grandes ciudades y de ahí la pugna entre ciudades medianas y pequeñas. Villena, Elda y Almansa, entre otras poblaciones, estarán surcadas por esta nueva y costosa infraestructura, por lo que disputarán viajeros y posibles paradas. Ahí es donde Los Verdes también hemos sumado nuestro esfuerzo: preferimos el tren utilizable por todos, por eso Villena y su gran número de usuarios debe contar con servicios de AVE en su PAET además de un buen servicio de Cercanías en el casco urbano.

Conviene recordarlo porque, a pesar de la crispación diaria que invade la vida política, los partidos de Villena estamos dando ejemplo de comprender lo que es importante para nuestra ciudad: el PP ha solicitado al Conseller de Infraestructuras, José Ramón García Antón, que firme el acuerdo de soterramiento y Los Verdes se han sumado a la reivindicación de parada del AVE. Debemos felicitarnos por ello, más aún en tiempo electoral.

Igualmente debemos alegrarnos de la imprescindible contribución de los colectivos ciudadanos, en particular la Plataforma Pro-Soterramiento, que han impulsado y mantenido estas importantes reivindicaciones: la supresión de la barrera urbana es un fruto motivado por su esfuerzo.

El alejamiento creaba dos nuevas barreras a la altura de la carretera de Pinoso y en dirección a La Encina

Pero no queremos obviar dos cuestiones cruciales: el soterramiento no es integral puesto que no incluye las vías del AVE y, además, una nueva plataforma aboga por la opción del alejamiento. Respecto a esta última posibilidad reiterar que su coste es prácticamente igual al de soterramiento, con menos ventajas y, sobre todo, (y esta es una cuestión poco comentada) debemos recordar que el trazado de vías de ancho ibérico (las actuales) y ancho internacional (las del AVE) no discurren conjuntamente, de manera que la opción de alejamiento implica la creación de dos nuevas barreras, aquellas que la tercera alternativa técnica presentada por la Generalitat Valenciana situaba a la altura de la carretera de Pinoso y luego hasta la Encina No parece buena solución aquella que añade más barreras a las existentes.

El soterramiento integral es el sueño no alcanzado. Si bien la viabilidad técnica nunca ha sido suficientemente aclarada, lo cierto es que los responsables del Ministerio de Fomento, tanto en la época del PP como en la del PSOE, han mantenido sus intenciones de trazado de manera que ahora nos encontramos con las obras licitadas y en pleno desarrollo. El costoso AVE transita a una velocidad imparable y cualquier oportunidad que se presente deberá ser aprovechada (y contará con nuestro apoyo) para una correcta integración en esta ciudad, incluyendo una parada en el término municipal.

Es ahora cuando podemos hablar del urbanismo de Villena para los próximos 50 años

Nos felicitábamos de los actuales puntos de acuerdo a los que hemos llegado las fuerzas políticas de Villena, pero ciertamente nos hemos encontrado en el fin de trayecto y no tanto en el recorrido: tripartito y oposición hemos mantenido legitimas posturas divergentes, pero eso nos ha valido perder energía, tiempo y posibilidades. Afortunadamente se abre un nuevo periodo en el que es posible y necesaria la planificación: Villena tiene, en estos momentos y en sus manos, el diseño de su desarrollo urbanístico durante los próximos 50 años. Ahora no cabe la improvisación, sino el acuerdo, quizás posible una vez que la presión de lo inminente y lo foráneo no nos atenace.

Los Verdes lanzamos ya el debate sobre el urbanismo de esta ciudad, en especial aquel motivado por la supresión de la principal barrera que perjudicaba a la ciudad. Comienza el momento de debatir sobre qué haremos con los nuevos terrenos liberados, estudiemos el índice de edificabilidad, tomemos como referencia los estudios arquitectónicos realizados por la Universidad de Alicante, aprovechemos ahora la oportunidad de que Villena sea mucho más vivible, segura y verde.

Asamblea Verde de Villena

 

Publicar en Facebook

Publicar en facebook