Utilidades


Villena recupera su agua PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Jueves, 03 de Agosto de 2017 07:21

El concejal responsable de Ciclo del Agua ha comunicado “muy buenas noticias” en relación a la reprofundización de 58 metros en el Pozo San Francisco lo cual puede llegar a doblar el caudal del pozo en nuestra ciudad.

 

El equipo de gobierno verde a través de su concejalía de Ciclo del Agua continúa el trabajo de mejora en los diferentes pozos de abastecimiento de la ciudad. El objetivo es disminuir o eliminar la dependencia de agua proveniente de pozos particulares que arrastra Villena históricamente pese a la riqueza de los acuíferos subterráneos del terreno.

En este sentido se inició una obra de reprofundización del Pozo San Francisco de 58 metros con los que se situaría este pozo en 442 metros de profundidad. Estos proyectos de reprofundización a esas profundidades nunca pueden asegurar un resultado óptimo ya que se desconoce la composición geológica del terreno en esos estratos. Según el concejal responsable, Antonio Pastor, “hay muy buenas noticias para la ciudadanía”.

Estas excavaciones han finalizado con éxito y durante los 58 metros de la reprofundización se han hallado dolomías arenosas cuya composición permite contener y hacer fluir el agua a través de ellas. El proyecto de “Reacondicionamiento, limpieza y profundización” ha tenido un coste de 33.000 euros y existen previsiones de que el caudal de extracción del pozo pase de 14 a 25 litros por segundo.

Se ha realizado una solicitud a la Junta de Gobierno Local para la sustitución de los tubos de impulsión descascarillados del pozo, así como para la recolocación de la bomba extractora por un importe de 3.300 euros. Antonio Pastor ha indicado que “cuando se pueda se volverá a reprofundizar”. Para conocer cuántos metros de dolomitas conductoras del agua existen se quiere realizar un test geofísico junto al Pozo Solana.

El edil sin embargo ha recalcado la dificultad burocrática que existe para desarrollar proyectos de este tipo los cuales calificaba de “gran incertidumbre”. La incertidumbre estriba en la dificultad de calcular las reprofundizaciones posibles a realizar en cada pozo ya que dependen de los materiales que se hallen por el camino.

“Los abogados indican que hay que hacer un proyecto maximalista yendo al límite de lo que se podría gastar”, ha reprochado el edil en relación a la complejidad que supone hipotecar una gran parte del presupuesto en un proyecto que no se sabe hasta dónde se puede llegar. “El fin definitivo es sacar el caudal máximo de agua que permita ese agujero”, ha sentenciado Pastor.

 

Gab. de prensa del M.I. Ayuntamiento de Villena

 

Publicar en Facebook

Publicar en facebook